Cada destino está escrito

midestino

¿Existen de verdad las señales?  El destino quiere decirme algo.  Veo cada día, varías veces al día ese autobús que cogía cada madrugada para verla. Hasta me subí en ese mismo autobús para ir desde mi destino a otro y me acordé de las largas horas de viaje cuando iba a verla. Ese día imaginé que volvía a verla, volver a mirarla a los ojos, volver a sonreír junto a ella. A veces uno tiene que ser fuerte y borrar su destino. No vale la pena seguir enamorado de alguien que te ha olvidado y que no te escribe, no le importas.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: